El Real Decreto Ley 11/2010 facilita y promueve la desaparición de las cajas de ahorro en su configuración actual

A juicio de CCOO, el Real Decreto Ley 11/2010 que será sometido a convalidación en el Congreso de los Diputados el 20 de julio de 2010, facilita y promueve la desaparición de las cajas de ahorros españolas en su configuración actual, favorece la desaparición de su naturaleza jurídica y debilita su función social como instrumentos básicos de desarrollo territorial y de inclusión financiera de las personas con menores recursos y capacidad económica.

Según esta nueva norma, las cajas de ahorros deberán optar por:

  • Mantenerse como cajas, pudiendo emitir cuotas participativas, con o sin derechos políticos, hasta un 50% de su patrimonio neto.
  • Integrarse con otras cajas en un Sistema Institucional de Protección; la entidad a través de la que operarán será un banco (sociedad anónima).
  • Ceder su negocio financiero a un banco, manteniendo la caja, únicamente, la obra social y la cartera industrial
  • Transformarse en fundación, cediendo su negocio financiero a un banco.

 

El Banco de España, tras una fase de supervisión apática en la que no quiso o no supo impedir el crecimiento incontrolado del endeudamiento de las Cajas para financiar la burbuja inmobiliaria, dirigirá ahora una operación que pretende convertirlas en sociedades anónimas. CCOO denuncia que cuenta para ello con el apoyo del Gobierno y el principal partido de la oposición.

CCOO había advertido que la necesidad de reducir el riesgo asumido con el sector inmobiliario; la recuperación del crédito dirigido a proyectos empresariales viables, en especial, a las pymes; el fortalecimiento del sistema financiero español; los previsibles mayores requisitos que impondrá Basilea III (tercera edición del consenso entre los Bancos Centrales de las principales economías desarrolladas, que supondrá mayores exigencias en materia de recursos propios y calidad del capital de las entidades financieras), eran, entre otras, razones que exigían recapitalizar el sistema financiero.

Las vías para hacerlo en las cajas de ahorros eran y son diversas. El objetivo perseguido es aumentar la solvencia de estas entidades, no transformarlas en sociedades anónimas. Reforzar la estructura de capital no es incompatible con la naturaleza jurídica y el modelo de control social de las cajas de ahorros. Si es necesario recapitalizar con fondos públicos, el cambio de los gestores que han provocado esa situación parece una condición imprescindible, según CCOO.

La previsible convalidación de este Real Decreto Ley no debe impedir su tramitación como Proyecto de Ley para incorporar elementos esenciales que permitan capitalizar las entidades y reestructurar el sector, sin transformar el modelo de cajas de ahorros en España en meras sociedades anónimas que perderán sus rasgos definitorios y su función social.

CCOO mantiene su compromiso con el modelo de cajas de ahorros, con el empleo y las condiciones laborales en las mismas. Esos objetivos son compatibles con el refuerzo de su solvencia, rentabilidad y eficiencia. La necesaria capitalización de las cajas debe atender a los siguientes objetivos:

  • Preservar la naturaleza jurídica de las cajas de ahorros.
  • Que los procesos de reestructuración sean acordados con la representación de los trabajadores, con prioridad para el empleo, consensuando procesos de homologación de condiciones de trabajo.
  • Viabilidad financiera. Promoción de instrumentos de capital específicos, de primera categoría, que garanticen el acceso a los mercados. No es preciso imponer la conversión en sociedades anónimas de cajas de ahorros viables financieramente.
  • Garantizar el control y la administración de los órganos de gobierno de las cajas de ahorros sobre todas las actividades de las mismas: las derivadas de su carácter fundacional, la actividad financiera y sus participaciones industriales; más si cabe, si se realizan a través de sociedades filiales y/o instrumentales.
  • Apuesta por el modelo social de las cajas de ahorros:
  1. Inclusión financiera del conjunto de la Sociedad y compromiso con los territorios de implantación de las cajas.
  2. Retorno del Beneficio como Dividendo Social (Obra Social).
  3. Participación de la sociedad civil, de la representación ciudadana y de la representación laboral en la administración y control de la actividad financiera y social.
  • Las fusiones reales y las llamadas “virtuales” mediante Sistemas Institucionales de Protección (SIP), pueden instrumentarse a través del marco normativo de las cajas de ahorros. La figura de Agrupaciones de Cajas o Cajas de Cajas, como entidad central de un SIP, son alternativas a incorporar a la regulación legal.

RESUMEN:

Una reforma estructural necesita de una Ley tramitada a través de un Proyecto de Ley, no la convalidación de un Real Decreto Ley.

Se debe garantizar que las cajas puedan acceder a fórmulas de capitalización en igualdad de condiciones que el resto de operadores, por razones coyunturales (crisis financiera) y razones estructurales (Basilea III). Pero ello debe compatibilizarse con el mantenimiento de la naturaleza jurídica y función social de las cajas. Por ello:

  • Deben existir límites claros para la emisión, tenencia y, en su caso, presencia de cuotapartícipes en los órganos de gobierno de las cajas.
  • Se debe garantizar el control y administración de los órganos de gobierno de las cajas sobre todas las actividades de las cajas de ahorros y sus sociedades filiales y/o instrumentales.
  • En los SIP debe garantizarse que las cajas puedan conformar agrupaciones de cajas o que una de ellas pueda actuar como sociedad central del los SIP
  • Debe eliminarse la posibilidad de conversión de las cajas de ahorros en fundaciones como una opción más de desarrollo de su actividad. Esta opción supone encaminar las cajas hacia su desaparición como tales (el testamento vital de estas entidades).

Y en materia laboral, la reestructuración del sector debe realizarse mediante acuerdos laborales con prioridad al empleo y armonización de condiciones laborales, así como enmarcar a las entidades resultantes, incluidas sus empresas filiales y/o instrumentales en el marco normativo sectorial laboral de las cajas de ahorros.

Anuncios

Una respuesta a “El Real Decreto Ley 11/2010 facilita y promueve la desaparición de las cajas de ahorro en su configuración actual

  1. …Son “Los Mercados” -estúpido-, son “Los Mercados”…

    Esa sería la parodia (utilizando la frase -ya histórica- del asesor de la campaña presidencial de Bill Clinton en 1992, James Carville, “es la economía, estúpido”; pero esta vez aplicada a modo de crítica al modelo económico neoliberal) de lo que está pasando; de lo que cada vez resulta más descarado y evidente de esta “globalización”, cuyo final no podemos imaginar ni hasta dónde nos va a llevar ni desde cuándo sobrepasamos el punto de no retorno…

    “Qui prodest?” (“¿A quién beneficia?”)
    2.000 años -de nada- y aún sigue siendo la pregunta fundamental… Para resolver asesinatos y para descubrir las causas (los porqués y los paraqués) de todo lo que dependa de decisiones; más aún si son políticas y económicas.

    ¿Quién sale beneficiado¿ ¿Quién saldrá perjudicado? ¿Contra quién será una amenaza? ¿Para quién será la oportunidad?

    Pues eso: que como ya somos todos mayorcitos, no va a hacer ninguna falta que yo me tire aquí el pisto explicitando lo que es “vox populi”… a poco que nos guste leer, escuchar, tener las orejas tiesas y el seso despierto…

    Sinceramente, no sé si -a estas alturas, ya- podemos evitarlo.

    Lo que me ha llamado mucho la atención ha sido el auténtico “harakiri” que se están propiciando a sí mismos los políticos de todas las raleas, con la pérdida de poder real que les va a suponer quitar sus manazas de este auténtico pastel que supone el 50% del sistema financiero en España… Y mira que me extraña tanto consenso… Seguramente, “Los Mercados” -verdaderos y únicos amos del Sistema- sean, de nuevo, los que hayan movido los hilos, provocando este cambio estructural para buena parte de la sociedad y sus marionetas políticas.

    Así pues, me temo, que a lo único que los trabajadores podemos aspirar en situaciones como ésta no sea a otra cosa que a evitar y luchar -en lo posible- por que nos hagan el menor daño a nosotros, nuestras familias y los proyectos vitales que van con ello.

    A la sociedad, en su conjunto, me parece lo más próximo a una desamortización; vamos, que va a ser una auténtica privatización. No podría aportar sesudos datos económicos o sociales; pero echa un tufo inaguantable de que a todos, en conjunto, nos han choriceado algo de lo que, sólo dentro de unos años, seremos conscientes de su auténtica dimensión y significado social.

    Además, como todos estamos comprobando, hay consenso mayoritario… ¡¡y mucha prisa!! Así que no tenemos que perder detalle… y con los reflejos muy bien entrenados, no vaya a ser que cuando queramos reaccionar -con esta actual dinámica de hechos consumados- ya sólo fuera meramente testimonial…

    De nuevo, no sólo la Sociedad en su conjunto, sino los Sindicatos en particular, juegan un papel vital. Por tanto, todo nuestro apoyo… ¡y a verlas venir…!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s